El origen de Halloween y sus disfraces

Publicado por: Disfraces Josmen S.L. en: Noticias el: martes, octubre 4, 2016 Comentarios: 0 Lecturas: 1297

Conoce cual es el origen de la fiesta de Halloween y la costumbre de disfrazarse en estas fechas.

Origen

La festividad de Halloween tiene su origen en la cultura celta. En la víspera de todos los santos, los celtas celebraban el Samhain (‘fin del verano’ en irlandés antiguo), fiesta la cual ponía fin a la temporada de cosecha y era el comienzo de la estación oscura (nuevo año celta).

Los antiguos celtas creían que durante esa noche el mundo de los vivos entraba en conexión con el Más Allá y los espíritus de los antepasados podían volver al plano terrenal por un tiempo.

Durante la Alta Edad Media, los papas Gregorio III (731-741) y Gregorio IV (827-844) intentaron suplantar esta festividad pagana por otra que conocemos hoy en día muy bien: el Día de Todos los Santos, fiesta la cual se celebraba hasta entonces el día 13 de mayo y fue trasladada al 1 de noviembre.

No fue hasta la década de 1840 que la festividad llegó a Estados Unidos y Canadá, donde tuvo un fuerte impacto y quedó tan arraigada que hoy día es una de las ‘tradiciones’ más conocidas a nivel nacional e internacional. Los encargados de difundir esta fiesta fueron los inmigrantes irlandeses que huían de su país a causa de la ‘Gran Hambruna Irlandesa’ (1845-1849). Sin embargo, no fue hasta 1921 que la festividad comenzó a celebrarse en masa tras el gran desfile de Halloween acontecido en Minnesota.

La internacionalización de Halloween se produjo a finales de la década de 1970 y principios de 1980, donde el cine y la televisión tuvieron una gran repercusión. Hoy día es una de las fechas más señaladas en el calendario y son muchas las ciudades europeas las que se han sumado a celebrar Halloween disfrazándose tal y como lo hacen en EE.UU.

Disfraces

Hay diferentes teorías sobre el origen de disfrazarse en esta festividad.

Se cree que el uso de disfraces y máscaras era utilizado ya por los antiguos celtas, bien para imitar el aspecto de los espíritus malignos y ahuyentarlos (para que solo así los buenos espíritus pudieran pasar al mundo de los vivos), bien para que si se encontraban con alguno mientras caminaban de noche por la calle éstos no los reconocieran como humanos vivos y pasaran de largo. Es por esta razón que los tradicionales disfraces de Halloween evocan a brujas, duendes, demonios y fantasmas ente otros, ya que son seres los cuales son considerados espíritus oscuros en la cultura europea.

Otros afirman que esta costumbre procede de la Edad Media, tiempo en el que los bandoleros asaltaban a los caminantes disfrazados y cubiertos con terribles máscaras para asustar a sus víctimas, extendiendo así el rumor de que los malos espíritus eran los culpables. También se atribuye a que nació en Francia en los siglos XIV y XV durante la celebración de la festividad del Día de Todos los Santos. Durante el transcurso de estos siglos, Europa sufrió la terrible epidemia de la peste bubónica y el miedo a la muerte se propagó raudo sobre las gentes. Fue entonces que en las misas durante las ‘fiestas de los difuntos’ se hizo común la representación de obras artísticas (conocidas como ‘Danza de la Muerte’) las cuales recordaban a los hombres que la muerte era algo natural y formaba parte del ciclo de la vida. Estas representaciones dieron con el tiempo a una auténtica fiesta de disfraces con la muerte y el más allá como temática principal.

Comentarios

Deja tu comentario

Subir